domingo, 22 de abril de 2018

Grosero


herida narcisista
que di vuelta para no olvidar que amo
nada
cae
perfecto

sutiles palabras irrespetuosas
no concuerdan con la neutralidad apoteósica
que uno debe tener
al
escribir
poemas

aquí uno grosero:

feos;
nos veíamos feos
sin acertijos
sin sinónimos
sin espacios
entre
la
coma

no aguantaba ya ver tu cara
otro día más

y aún así te aparecías
haciendo
que te ame
otra
vez

sí,
hacías que te ame
hacías amarnos
porque,
aunque horrendos
aún así
jugábamos

pero no te lo dije,
claro que no te lo dije
era mucho amor quizás
pensaba:
“tanto que yo
no
lo
merezco”

luego no quise amar
preferí rellenar
mi cuerpo de dolor
mi cuerpo de palabras que no conocía
mi cuerpo de poemas que no entendía
mi cuerpo de víctimas mártires
que prometían no saber amar;

y era verdad, tanto lo amaba que
lo di vuelta todo:
todo de vacíos,
de dolor
de mentiras.

herida narcisista
para olvidar que amo
nada
cae
perfecto
en un poema
horrible

es mejor una cita de sartre



domingo, 8 de abril de 2018

viernes, 23 de marzo de 2018



Toda la vida para alcanzar la perfección y someter el cuerpo a la voluntad del espíritu.



jueves, 22 de marzo de 2018

Salvar el alma




El cura
para condenar la horribilidad
de las penas eternas
predicaba
la imagen ardiendo
la imagen espantosa del cuerpo
cuyo fin era
hacer temblar los corazones.
cuyo fin era
amanecer cadáver
morir toda la vida
morir la muerte
y morir luego una vez bien.

martes, 13 de marzo de 2018

La numero tres

Su tercera esposa gozaba el labor del hogar. Por esto el se quedó ahí.

Estoy segura de que la filosofía embargada en fracciones de ácidos u hongos o que otra droga podría ser, se sostienen tan plácidos como la sensación del tiritar de los labios de quien ya no te quiere.