domingo, 25 de junio de 2017

miércoles, 21 de junio de 2017

Autómata

El eco de un pensamiento vacío
carece de significado.
Como el pasar de una figura invisible ó
la impresión de que hubo una sombra
la sombra de algo que no está
la sombra de algo que se fue.

lunes, 19 de junio de 2017

blaj blah

Buscar el amor natural para no amar
y no amar.
Amar cuando no es natural
y así nunca amar
nunca amar.
Amar.
Creer en el amor natural;
creer en un amor incondicional
y no amar.
No amar.
Crear un amor natural o
armar un amor convencional
para 
así 
no 
amar.
Amar sin condiciones
solo cuando hayan condiciones para ese amor
no así amor total.
Solo así “Amor total”.
Amor tiguar
A mortiguar
amortiguar
el amor.





JULEE CRUISE - THE WORLD SPINS
https://www.youtube.com/watch?v=eRcPzIo7C6o
-->

martes, 23 de mayo de 2017

Emily y Alejandra

POEMA 54

If I should die, 
And you should live, 
And time should gurgle on, 
And morn should beam, 
And noon should burn, 
As it has usual done; 
If birds should build as early, 
And bees as bustling go, 
One might depart at option 
From enterprise below! 
’T is sweet to know that stocks will stand 
When we with daisies lie, 
That commerce will continue, 
And trades as briskly fly. 
It makes the parting tranquil 
And keeps the soul serene, 
That gentlemen so sprightly 
Conduct the pleasing scene! 

Emily Dickinson 


POEMA PARA EMILY DICKINSON 

Del otro lado de la noche 
la espera su nombre, 
su subrepticio anhelo de vivir, 
¡del otro lado de la noche! 

Algo llora en el aire, 
los sonidos diseñan el alba. 

Ella piensa en la eternidad.

A. Pizarnik

sábado, 20 de mayo de 2017

Dolores Etchecopar

Redención
una mesa
el ruido de un tren al irse una ciudad
una mano
no sabe cómo se entra
pero abre tus lágrimas
y vuelve con tu rostro a la tierra




De "Notas salvajes" pag. 73
Editorial Argonauta, Buenos Aires 1989 

viernes, 19 de mayo de 2017

Asesinato

¿Podría explicarle a alguien lo que cargo conmigo, sobre mi piel? La costumbre añeja de saborear túneles brillantes, lágrimas brillantes. La costumbre añeja de llorar en brazos ajenos, acariciando un vuelo sin clemencia, bebiendo en sorbos, en escupitajos la lejanía. ¿Tal vez con mi cuerpo podría encamar la venganza? torcer mi mano hacia el suyo y con caricias agotar el aire. Ahogarnos los dos y presenciar su muerte antes que la mía. Ahogarnos y abrir el cuerpo para ver si hay algo adentro. Introducirme en ese algo para al fin sentirme ciega. 
¿Podría yo tener un peso muerto a mi lado? Golpearía su rostro como si golpease el mío. Lo arrastraría por la calle oscura, caminaría un tiempo en la calle oscura para que mis manos tengan costras. En el callejón tomaría su rostro y así no lo olvidaría. 
Haría vivas las bocas muertas de nuestro deseo. Haría sentir el aliento fresco de la desdicha por su partida y la mía. Por nuestro juego de muerte. Y cuando en mi canto encuentre ira, solo tu podrías presenciarla. Presenciar la belleza del odio, el desgaste de los vidrios, la luz acriminada de la mañana sin lluvia.
Desde mi tumba lloraría la tuya. Y no podrás consolarme, desconfiarme. Te hablaría de mis flores, de cuando deliraba con las flores secas, de cuando guardaba piedras para que ellas me llevaran, de cuando hice de mi vida un poema y te mentía para no hablarte de ella, de ella, de mi vida. 
Pero tu me mirarías y dirías: “la vida es la farsa que todos debemos representar”. Y ahí, yo ya no te miraría. Les exigiría que me devuelvan mi voz, te gritaría a ti que me la devuelvas. Ya sabría que no la tienes, pero la luz del velador me habría obligado a pedírtelo. La luz me habría embriagado. 
Me deslizaría en el alcanzar de nuestros humos. Bocanadas de humo que tocan la fuente de mis sueños. Me dejaría silenciar por el silencio. Y así caer resignada. Así presenciar gestos vivos y besar yo misma mis manos. Así errar yo los ojos de mi cuerpo. Así irme, sí, así me iría.